Cat Stevens, la llamada de Alá

yusuf islam - cat stevens

Steven Demetre Georgiou, nació en 1948 en Londres, Inglaterra. Hijo de madre sueca y de padre greco-chipriota. Os estaréis preguntando, ¿de quién narices hablan estos?, pero si os digo Cat Stevens, la cosa cambia no?

Cat Stevens estuvo desde muy pequeño relacionado con la música. Con 12 años ya tocaba el piano, la guitarra y escribía canciones propias. A los 16, tras terminar sus estudios, es aceptado en el Instituto de Arte Hammersmith en Suecia. Gracias a su paso por dicha escuela se convertiría en un artista total.

Se dice que el mote de “Cat” viene debido a que su novia le dijo que tenía ojos de gato

Paralelamente a sus estudios, comenzó a tocar en cafés y pubs locales. Pronto alcanzó una gran popularidad, lo que le llevaría a conseguir su primer contrato con la productora EMI MUSIC.  De esta manera es como aparecen sus primeros temas, “I Love My Dog” y “Matthew and Son”. Ambas canciones formarían más tarde parte de su álbum debut, lanzado en 1967. Un disco que logró situarse dentro del Top 10 de las listas de éxitos.

De esta manera comenzaría una carrera musical prolífica (33 álbumes) y plagada de éxitos, convirtiéndose en un gran ídolo juvenil, para regocijo de su discográfica que lo catalogó como un producto pop dirigido a un público casi adolescente. Aunque el éxito llegó pronto, su relación con la discográfica, que anulaba sus pretensiones experimentales y creativas, llevaron a Car a sumergirse en un proceso autodestructivo a base de alcohol y fiestas.

Un auténtico temazo, posiblemente una de las canciones más versionadas de la historia.

El inicio de la fama internacional

En 1968, Cat Stevens enferma de tuberculosis, lo que le lleva a permanecer en el hospital durante varios meses. Durante este tiempo, se dedica a repasar aspectos de su vida personal, tomando la meditación como forma de vida, profundizando en todo tipo de religiones y volviéndose completamente vegano. Para ese entonces, Cat había escrito ya cerca de 40 canciones, mucho más introspectivas que sus trabajos anteriores.

Su formación como artista en Suecia le permitió diseñar las portadas de sus discos

El joven Cat Stevens poco a poco fue cosechando éxitos. Convirtiéndose en una estrella internacional. Su música, estuvo muy comprometida con el conflicto intergeneracional que se vivió a finales de los años 60, siendo relacionada entre otros con el mayo francés de 1968 y la lucha contra la guerra del Vietnam. Llegando a convertirse en el contrapunto melancólico y romántico del movimiento hippie. Aportando un estilo personal, imaginativo. Algo diferente de la canción folk y pop que despuntaba por aquellos años.

Éxitos y conversión al Islam

En los años posteriores continuó cosechando éxitos y grandes conciertos. Muchas de las canciones más famosas de Cat Stevens fueron publicadas durante estos años. Pero sería en el año 1975 durante unas vacaciones en Malibu dónde su vida cambiaría. Según cuenta el propio Cat Stevens, estaba bañandose en la playa y la marea le arrastró mar adento, cuándo estaba a punto de morir ahogado de pronto vio a Dios, Cat le pidió que si lo salvaba, trabajaría para él. Es así como en los sucesivos años trataría de acercarse a las distintas religiones, aunque ninguna parecía convencerle. Hasta que su hermano David, le entrega una copia del Corán, desde ese momento él encuentra la paz que tanto anhelaba. En 1977, Cat Stevens se convierte al Islam y cambia su nombre a “Yusuf Islam”.

De esta manera, Yusuf Islam abandona su carrera como estrella de pop. El uso de instrumentos musicales, así como el hecho de cantar canciones es un tema de debate en el mundo musulmán, solo le es permitido cantar , tocar el tambor y dar palmas. Fue tanto su compromiso con esta nueva postura radical, que llegó al punto de pedirle a las compañías discográficas que dejaran de distribuir sus discos anteriores, hecho que, obviamente, nunca se produjo.

cat_stevens_tea_for_tillerman

Tras su alejamiento de la música, se dedica a hacer obras filantrópicas y educacionales hacia colegios musulmanes en todo el mundo. Gran parte de su fortuna ha sido dedicada a ayudar a las víctimas de guerras como las de Bosnia, Irak, Darfur o Gaza. Y también a las víctimas de desastres naturales.

En 1989, Yusuf Islam visita la Universidad de Kingston en Londres para hablar con los estudiantes acerca del Islam, y pide la ejecución del escritor Salman Rushdie, lo que pronto se convierte en un escándalo mediático, se suponía que lo pedía debido a la blasfemia cometida en su novela Los versos satánicos pero más tarde se descubrió que había sido cogido por sorpresa, y que los medios, de una manera tendenciosa, desnaturalizaron el sentido de sus palabras.

La vuelta a las giras

A partir del año 2000 lanza 5 discos con temática religiosa, a pesar de sus primeros momentos de extremismo, en la actualidad ha vuelto a tocar la guitarra y a hacer giras por todo el mundo.

Su ideal es el de un Islam abierto a toda la humanidad. Mantiene que el mensaje del islam ha sido manipulado por unos y por otros hasta el punto de convertirlo en algo irreconocible. «Soy un espejo donde los musulmanes se miran para ver el mundo occidental y donde mis compatriotas se miran para ver el islam».

Definitivamente a pesar de la controversia que despertó su cambio a la religión musulmana. Cat Stevens ha sido un autor de canciones maravillosas, ha diseñado portadas preciosas, aportó una mezcla distina a la canción popular y hasta llego a cantar en latín.  Una figura y unas canciones impagables.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Share on RedditShare on StumbleUponTweet about this on TwitterShare on Facebook

17 comentarios en “Cat Stevens, la llamada de Alá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares