El tema más censurado del Reino Unido

—«God save the queen / She ain’t no human being / And there’s no future / In England’s dreaming

(«Dios salve a la Reina / No es un ser humano / Y no hay futuro / En el sueño de Inglaterra»)

El 10 de marzo de 1977, en una conferencia de prensa organizada cerca del Palacio de Buckingham, Sex Pistols firmaron  con A&M Records  una de las principales discográficas del mercado, momentos después, muy borrachos, fueron a las oficinas de A&M. Vicious destrozó un váter y se hizo un corte en el pie (hay opiniones contradictorias respecto a lo que ocurrió primero). A medida que Vicious iba dejando un rastro de sangre por las oficinas, Rotten (sobrenombre por tener los dientes podridos) insultaba a los empleados y Jones ¨tonteaba¨ con las secretarias en el lavabo de señoras.

Un par de días después, Sex Pistols se metieron en un lío con otra banda en un club; uno de los amigos de Rotten amenazó de muerte a un amigo del director de A&M en el Reino Unido. El 16 de marzo, A&M rompió el contrato que tenía con los Pistols. Veinticinco mil copias del futuro sencillo «God Save the Queen» (con «No Feelings» en la cara B) ya se habían prensado; se destruyeron prácticamente todas.

Vicious (que apenas sabia tocar pero que su imagen encajaba perfectamente en el grupo) debutó con la banda en el Notre Dame Hall de Londres el 28 de marzo. En mayo, la banda firmó contrato con otra discográfica Virgin Records, su tercer sello discográfico en poco más de medio año. Virgin estaba dispuesta a lanzar «God Save the Queen», pero de nuevo surgieron problemas. Los trabajadores de la planta de prensado se negaban a trabajar en protesta por el contenido de la canción. La famosa portada de Jamie Reid, que mostraba a la Reina Isabel II del Reino Unido con sus rasgos tapados con el nombre de la canción y el de la banda con letras recortadas, ofendió a los trabajadores. Después de mucho discutir, se retomó la producción y el sencillo se lanzó finalmente el 27 de mayo.

image

La escabrosa letra —«God save the queen / She ain’t no human being / And there’s no future / In England’s dreaming» («Dios salve a la Reina / No es un ser humano / Y no hay futuro / En el sueño de Inglaterra»)— provocó protestas generalizadas. Varias grandes cadenas de tiendas se negaron a vender el sencillo. Fue censurado no sólo por la BBC sino también por todas las emisoras independientes de radio, convirtiéndolo en la «grabación más censurada de la historia del Reino Unido».

Rotten se jactó diciendo: «somos la única banda honesta en pisar este planeta en unos dos mil millones de años». Jones se encogió de hombros respecto a todo lo que la canción afirmaba e implicaba, o llevaba el nihilismo a un punto lógico final: «No veo cómo nadie nos pueda describir como una banda política. Ni siquiera me sé el nombre del primer ministro». La canción, y su impacto público, ahora son reconocidos como «la gloria y la corona del punk».

El lanzamiento de Virgin se calculó para que coincidiese con la celebración del vigésimo quinto aniversario (Silver Jubilee) en el trono de la Reina Isabel II. Para cuando llegó el fin de semana de la celebración, una semana y media después del lanzamiento del sencillo, se habían vendido más de ciento cincuenta mil copias: un éxito masivo. En la tapa del simple se veía a la Reina con cara de arpía y un alfiler de gancho en la boca. El sello Virgin empapeló la capital de Inglaterra con esta imagen. Londres ardía. La voz de los Pistols se alzaba solitaria, como la de unos pobres lunáticos aguafiestas. Pero representaba la voz de todos aquellos que creían que algo olía a podrido en el sueño inglés.

La desesperación juvenil era un virus molesto y extraño al que la autoridades británicas no querían ver ni en vinilo; pero unos astutos empresarios habían comprendido que podían reportar importantes ganancias . El 7 de junio, McLaren y la compañía discográfica fletaron un barco privado para que los Sex Pistols tocaran mientras navegaban por el río Támesis, Desplegaron una bandera que decía: “Queen Elizabeth welcomes the Sex pistols”(“La Reina Isabel les da la bienvenida a los Sex Pistols”) y comenzó el baile,pasando por Westminster y el parlamento. El evento, una burla a la procesión prevista por la Reina para dos días después, acabó en un caos. Lanchas de policía obligaron al barco a atracar, y la dotación policial rodeó la pasarela del muelle. Mientras se hizo bajar con prisas a los miembros de la banda con su equipo por una escalinata lateral, McLaren, Westwood y muchos miembros del séquito de la banda fueron arrestados.

Antes de que saliera la lista de ventas de sencillos del Reino Unido correspondiente a la semana del aniversario, el Daily Mirror predijo que «God Save the Queen» sería número uno. Al final, el sencillo se quedó en el segundo puesto, tras un sencillo de Rod Stewart que llevaba cuatro semanas en el número uno. Muchos creen que la grabación calificó en lo más alto, pero que la lista fue alterada para evitar un espectáculo. McLaren después dijo que en CBS Records, distribuidora de ambos sencillos, le dijeron que Sex Pistols vendió el doble que Rod Stewart. Hay evidencia de que un directivo del Instituto Fonográfico del Reino Unido, encargado de la supervisión de la oficina de listas y compilaciones, se encargó de excluir de la lista, sólo esa semana, las ventas realizadas por tiendas pertenecientes a compañías discográficas, como la de Virgin.

Los ataques violentos contra los seguidores del punk estaban en alza. A mediados de junio, el propio Rotten fue asaltado por una banda con cuchillos en las afueras del pub Pegasus de Islington, causándole lesiones en el tendón de su brazo izquierdo. Jamie Reid y Paul Cook recibieron palizas en otros incidentes; tres días después del asalto en el Pegasus, Rotten fue nuevamente atacado. Una gira por Escandinavia, en principio planeada para final de mes, tuvo que ser pospuesta hasta mediados de julio. Durante la gira, un periodista sueco le dijo a Jones que «mucha gente» veía a la banda como una «creación» de McLaren. Jones replicó: «es nuestro mánager, eso es todo. No tiene nada que ver con la música o nuestra imagen… sólo es un buen mánager». En otra entrevista, Rotten mostró perplejidad respecto al furor que envolvía a la banda:

«No lo entiendo. Lo único que intentamos hacer es destruirlo todo».

image

A finales de agosto llegó la gira SPOTS (Sex Pistols On Tour Secretly), una gira furtiva por el Reino Unido en el que la banda tocaba con pseudónimos para evitar cancelaciones. Entre estos pseudónimos, se emplearon: The Spots, Tax Exiles, Special Guests, Acne Rabble, The Hamsters y A Mystery Band of International Repute.

Poco tiempo más tarde, en medio de su gira por los Estados Unidos , Johnny Rotten abandonó el grupo, acusando a sus compañeros de haberlo traicionado. Eso provocó la disolución definitiva de la banda. Tiempo más tarde, mientras esperaba el juicio por el homicidio de su novia, Sid Vicius aparecería muerto de sobredosis , originando una interminable cantidad de camisetas , películas y discos tributo a lo largo y ancho del mundo algo que en sus orígenes nunca se hubieran imaginado.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Share on RedditShare on StumbleUponTweet about this on TwitterShare on Facebook

20 comentarios en “El tema más censurado del Reino Unido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares