Un último adios a Joe Cocker

Joe Cocker murió ayer a la edad de 70 años por un cancer de pulmón. Con su muerte el mundo pierde su peculiar voz grave y desgarradora. Una voz que nos ha acompañado durante tiempo pero que hoy tenemos que despedir.

Joe cocker Woodstock

Joe Cocker empezó su carrera en el Reino Unido en la decada de los sesenta. Durante aquella época fue ganando en repercusión gracias a las versiones que hacía de Ray Charles y Chuck Berry. Sin embargo, fue a partir de su actuación en el mítico festival de Woodstock cuando su popularidad se dispararía.

Después de Woodstock, Joe Cocker encontró su lugar como interprete de canciones, algo que hoy nos parece extraño pero que en la época era bastante habitual.  Suyas serán ya para siempre “Cry me a River” o “You are so Beautiful”.

A la par que su carrera también fueron creciendo sus problemas de addicción con las drogas y el alcohol. El año pasado en una entrevista declaraba:

“Si hubiera sido mentalmente más fuerte podría haber rechazado la tentanción. Pero en esa época no había clínicas de desintoxicación. Una vez entras en esa espiral es muy dificil escaparse. Me llevó muchos años enderezar el rumbo”

Sus primeras giras fueron las que vieron nacer su estilo tan peculiar de interpretación. Las contorsiones, las inflexiones, algo más parecido a un exorcismo. Él mismo aclaraba que esta manera de interpretar nació de su frustración por su falta de habilidad con la guitarra y el piano, una frustración que emanaba de esa manera de su cuerpo.

Woodstock hizo de Joe Cocker una estrella mundial. Más de 20 discos de estudio, siendo el último “Fire it up” de 2012. Una orden de honor de la Reina de Inglaterra por su contribución a la música. En definitiva una carrera marcada por las drogas, los éxitos y los altibajos que dejará una huella imborrable en la historia del Rock. D.E.P.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Share on RedditShare on StumbleUponTweet about this on TwitterShare on Facebook
Shares