Tres canciones tristes

Ya sabemos que el amor suele ser catalizador de grandes canciones. Todos hemos oído grandes odas al amor, ya sean amores platónicos, a los hijos o a la vida. Sin embargo, no solo de amor vive el artista. Más les gustaría a los protagonistas de nuestras historias no haber recibido nunca tan infausta inspiración.

Tres-canciones-tristes

Under The Bridge – Red Hot Chili peppers

Una canción mil veces escuchada, y uno de los himnos de una banda que lleva más de 20 años haciendonos disfrutar con su música. Pero este Under The bridge estuvo a punto de no ser lanzado al mercado. Por una parte por las múltiples referencias a la vida privada de Kiedis y por otro lado por el estilo mucho más pausado que sus éxitos anteriores. El grupo temía que no gustara a los fans.

La canción relata una época oscura del cantante Anthony Kiedis. Debajo del puente era el lugar en el que su relación con las drogas estuvo cerca de costarle la vida. Unos años después esa experiencia fue puesta en común con el mundo entero, mediante esta canción tan íntima y diferente a su línea habitual de trabajo. Para convertirse en uno de las grandes canciones del grupo.

Julia – John Lennon

Nuestro querido John Lennon no tuvo una vida nada fácil. Su padre abandonó a su familia siendo aún John un niño pequeño. Y su madre fue atropellada por un policía borracho cuando tenía 17 años. Si a todo esto le sumamos su propia muerte, la visión resulta cuanto menos trágica.

Aún a pesar de todo esto, John pudo canalizar toda esa tristeza para escribir una canción a su madre, Julia. Se trata de una canción acústica escrita durante el periodo de retiro espiritual de los Beatles en la India. Un bello homenaje a la que fuera, junto a Yoko Ono, su musa.

Como curiosidad adicional “Julia” era también tocada en algunas sesiones de Nirvana.

Tears in Heaven – Eric Clapton

Quizá hemos dejado para el último lugar la historia más triste. El 20 de marzo de 1991, Eric Clapton recibió una de las peores llamadas que nadie puede recibir. Su hijo de 4 años Conor había muerto al caerse accidentalmente por la ventana de su edificio.

La canción sirvió de terapia a Clapton, componiendo una de las canciones más importantes de su discografía. Llegando a ser Canción del año 1993 y pasando a ser un clásico inmediato. Muchos años después, Eric Clapton dejó de interpretar el “Tears In Heaven” en concierto. El sentimiento de ausencia por la muerte de su hijo se había ido diluyendo. Pero cantar esa canción seguía abriendo una brecha de tamaño incalculabre en su corazón.

Si te ha gustado comparte...Share on Google+Share on RedditShare on StumbleUponTweet about this on TwitterShare on Facebook

17 comentarios en “Tres canciones tristes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares